Desde mi sofá – Antes del negro

Desde mi sofá:
Antes del negro de la noche existe el gris. Tal vez no te diga nada, un color insulso, sin fuerza pero, si lo piensas bien, dentro del gris aún se puede ver la luz. Así adivino tu cara perfecta frente a mí, entre grises, una silueta que deja a mi imaginación el contorno de tu rostro. Dentro del gris estoy yo. Pálida frente al mundo que me rodea, insegura, mujer de luna pero que solo piensa en ver el sol. Es entonces cuando invento. No me cuesta nada viajar a Júpiter de vez en cuando para acariciar su superficie, en ella, acomodo mis pensamientos haciéndote participe de mis desvelos; tú, mi amor, portador de tormentas sobre mi pelo. Tú, el guardián de mi llave, ésa que abre la puerta de mi corazón solo para ti, las manos que calman mi tempestad. Nada hay de malo si dentro de mis historias encuentro la paz, qué daño puedo hacer imaginando submundos donde poder dejar libre a la niña que duerme dentro de mi jaula. La nieve bloquea los páramos de mi mente dos o tres veces al día, salgo de mí, mudo de piel cuando me araña lo cotidiano, no soporto el despertador porque sé dónde ha de llevarme la hora siguiente. Con el gris soy palabra, con la palabra diosa, con la diosa, tu mujer.


Buenas noches, mundo.

Comparte estas mariposas en...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *